La Cruz de Ceniza: Más que un Símbolo, un Compromiso con Dios y el Prójimo

Estudiantes, docentes y cuerpo administrativo del Liceo León de Greiff, acudieron el pasado 1 de marzo desde muy temprano a la parroquia San Antonio de Padua del municipio de Cereté para celebrar el comienzo de la Cuaresma con el Miércoles de Ceniza, la cual inicia con un periodo de 40 días que es tomado por el cristiano católico como tiempo de preparación para la Pascua o Resurrección de Jesús, que se recuerda en la Semana Santa.

Los estudiantes de este importante plantel educativo escucharon muy atentos al Sacerdote Gustavo Castaño Vergara, quien durante la eucaristía explicó el compromiso que todos tenemos de acercarnos a Dios a través de las buenas obras que se hagan con el prójimo, entendido este como aquellos grupos con los cuales se convive diariamente como lo son la familia, vecinos o los mismos compañeros de estudio.

Finalmente y durante la Liturgia de la palabra el eclesiástico concluyó: "La imposición de la ceniza no es que conlleve a un milagro o una bendición especial. Es un signo externo que muestra que la persona tiene fe, y que a través de este queremos acercarnos a Dios y al prójimo mediante actos de bondad y caridad".

Compartir